Cauca | Campesinos indígenas realizan actividad de difusión

Desde hace algunos años, algunos comuneros en el norte del Cauca tienen tomadas varias haciendas que directa o indirectamente pertenecen a diferentes ingenios de caña de azúcar como el Ingenio Cabañas o Manuelita. Tierras que son explotadas por terratenientes y grandes burgueses como Ardila Lulle que mantienen el atraso y sometimiento del pueblo. Se lucran del trabajo duro y servil por parte de los campesinos y promueven el dominio económico, político y social del imperialismo, principalmente yanqui sobre nuestro país y sobre el campo. Los campesinos se ven obligados a trabajar de sol a sol, sin descanso, en la poca tierra que tienen.

En este contexto, varios grupos de campesinos indígenas decidieron, que ante la apremiante necesidad de tierra y mejores condiciones de vida, la única solución era tomarse la tierra de los poderosos y eso han hecho. No ha sido un camino fácil. Desde el principio han tenido que enfrentarse al Estado y a las clases dominantes, quienes los han reprimido fuertemente, incluso con asesinatos. También se han enfrentado al oportunismo, aliado de las clases opresoras, que les insiste que el camino es la vía legal, negociar con el Estado, o a lo sumo, presionar con vías de hecho pero para conseguir más influencia dentro del mismo Estado, no para hacer un cambio real.

Por otro lado, la lucha contra tendencias sectarias dentro del movimiento, con posiciones que intentan dividir la lucha pueblo, diciendo que los indígenas se tienen que juntar sólo con los indígenas, los afros sólo con los afros y los campesinos con los campesinos. Que el problema principal del indio es que perdió su lengua y sus costumbres, que el problema principal del afro es que perdió su historia y es discriminado por su raza y que el problema principal del campesino es que lo atacan los grupos armados y que no tiene oportunidades. Todas estas posiciones llevan a perder de vista lo principal: que el problema del campesino, sea afro, indígena, blanco o mestizo, es la tierra y que la solución empieza en organizarse para arrebatársela a los grandes terratenientes.

Esta lucha de los campesinos indígenas, por ganar las haciendas tomadas, como todas las luchas del pueblo campesino, deben ser dirigidas hacia convertirse en una revolución agraria, que realmente entregue la tierra al campesino, que luche contra el oportunismo y el imperialismo y que sea en beneficio de todo el pueblo.

En medio de esa brega, un grupo de comuneros y apoyos a las tomas de tierras, se unieron para transmitir este mensaje de lucha en la comunidad. Repartieron un volante en los buses municipales, realizaron agitación con megáfono, y pasaron casa por casa hablando con la gente. A continuación algunas imágenes de la actividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s