Obreras del sector textil toman fábrica en Itagüi, Antioquia

Huelga Itagui (1)
Ingreso a la fábrica. Las obreras controlan quien puede ingresar a las instalaciones. 
Huelga Itagui (3)
Varias organizaciones han expresado su solidaridad de diferentes formas. 

Huelga Itagui (2).jpg

Desde el pasado 27 de junio, un grupo de trabajadoras del sector textil tienen tomada la fábrica de confecciones Integrated Apparel Solutions -IAS-. Algunas llevan trabajando más de 20 años en la empresa, y la decisión de tomársela surge después de aguantar 2 años de abusos: pagos atrasados o incompletos de los salarios, no liquidación de las cesantías, no pago de la prima de diciembre ni de junio, y el detonante: los últimos dos meses, abril y mayo, la empresa no les pagó los salarios, y los patrones decidieron iniciar un proceso de liquidación de la empresa, en el cual están utilizando artimañas para tratar de robar a las obreras sus salarios pendientes, cesantías, liquidaciones, etc.

El equipo de El Comunero estuvo conversando con una de las obreras que participan de la toma, quien nos contó cómo ha sido el proceso. A continuación un breve resumen:

  1. Desde hace unos años, los patrones (nos referimos tanto al dueño de la empresa, Federico Arriola Moreno, como a su personal administrativo), dejaron de pagar a tiempo, o pagaban sólo una tercera parte de los salarios. Argumentaban que la situación económica estaba muy dura y que no alcanzaba para los salarios.
  2. Muchas obreras, siguieron trabajando así, aguantando este abuso por miedo a perder sus trabajos. Pero los patrones empezaron a realizar reuniones, les decían a las trabajadoras que la situación estaba muy mal, que fueran buscando otros trabajos, siempre tratando de desanimarlas, y así muchas se fueron sin recibir nada de liquidación.
  3. La empresa produce para marcas grandes como Leonisa y Zumba, ante lo cual, las trabajadoras se preguntan: si durante los últimos dos años han vendido lo que producen, entonces ¿dónde está el dinero de los salarios y las prestaciones sociales?
  4. Ante esta situación, 10 obreras se unieron para poner una demanda colectiva. Pero en las audiencias el patrón lloriqueaba ante el juez, decía que la situación estaba muy dura, que le diera un plazo para pagarle a las trabajadoras, así ganó tiempo mientras planeaba triquiñuelas para robarles. En las reuniones con las trabajadoras el patrón siempre les decía que la empresa iba a ser liquidada, y que ahí se les pagaría todo.
  5. Las obreras fueron a la Superintendencia a solicitar el proceso de liquidación, y descubrieron que nunca el patrón había solicitado la liquidación, que la tal liquidación era un engaño y realmente el patrón comenzó a sacar todo de la fábrica, se llevaron camiones llenos de mercancías ya terminadas, telas e insumos, y hasta intentaron llevarse las máquinas, pero cuando las obreras se dieron cuenta de la jugarreta, se organizaron y decidieron impedir que sacaran más cosas.
  6. El viernes 18 de mayo, en medio de todo lo anterior, 26 trabajadoras deciden formar el sindicato de la empresa. Al lunes siguiente, a primera hora de la mañana, fueron despedidas 18 trabajadoras, 14 de las cuales eran del recién creado sindicato.
  7. Una vez formando el sindicato, las obreras se organizaron para impedir que los patrones se siguieran llevando las cosas de valor. Entonces uno de los patrones fue donde las obreras del sindicato, les suplicó que le dejaran sacar mercancía, y que con ese dinero les pagaría al día siguiente los sueldos atrasados. Las obreras confiaron en esta promesa, y le permitieron sacar dicha mercancía, pero hasta el día de hoy no han recibido un peso, todo fue un engaño.
  8. Luego, sin ningún asomo de vergüenza, el mismo patrón vuelve y les dice que les deje sacar más mercancía, que esta vez sí les va a pagar, pero esta vez las obreras del sindicato dijeron que no. El Patrón aprovechó esto a su favor, convocó a todas las trabajadoras, y les dijo que iban a cerrar la empresa, que se fueran para la casa y que por culpa de las del sindicato, no pudieron vender la mercancía para pagarles los salarios atrasados. Así logró dividir a las obreras, muchas se fueron para sus casas creyendo la versión de los patrones y hasta el día de hoy no apoyan a las compañeras del sindicato. Sin embargo las compañeras del sindicato se mantienen firmes, conscientes de que luchan tanto por sus propios derechos, como también por los derechos de todas las otras compañeras que se fueron engañadas, y así lo seguirán haciendo.
  9. Como las obreras no permitían a los patrones que sacaran cosas de la empresa, y tampoco creían más en sus engaños, entonces los patrones iniciaron el proceso de liquidación en Superintendencia, lo cual significó que todos los bienes dentro de la empresa pasaron a control del Estado. Pero las obreras, que tampoco confían en el ente estatal encargado de la liquidación, decidieron tomarse la fábrica y garantizar su permanencia en ella, las 24 horas del día, hasta que finalice el proceso de liquidación, y consigan recuperar sus salarios atrasados, sus cesantías, su liquidación, y demás derechos que los patrones están intentando robarles.
  10. ¿Por qué decimos que todo lo anterior es un robo? Porque curiosamente, el mismo dueño de esta fábrica, tiene otras fábricas de confecciones en el mismo sector, las cuales funcionan con personal tercerizado (temporal). Al parecer, todo lo anterior fue un plan trazado por los patrones, desde hace dos años, para deshacerse de las trabajadoras de planta (vinculadas) sin tener que pagarles liquidaciones ni indemnizaciones. Para ello entonces, acabaron con la empresa paulatinamente, poco a poco, desmejoraron las condiciones laborales, dejaron de pagar sueldos, decían que el dinero no alcazaba, pero seguían produciendo normalmente para grandes empresas, etc. Así lograron que muchas trabajadoras vinculadas se aburrieran y se fueran por su propia cuenta. Ahora que ya sólo quedan las últimas obreras de planta, intentaron llevarse todo lo que la empresa tenía de valor, es decir los mismos patrones estaban saqueando la fábrica, para luego liquidarla y que a las obreras les tocase lo menos posible.
  11. Además de lo anterior, los patrones se las ingeniaron para que las empresas vecinas aparezcan con una razón social diferente, incluso con dueños diferentes, pero todo el mundo sabe que son del mismo dueño, y eso lo hacen para que, en el proceso de liquidación, esas empresas no entren como activos embargables con los cuales pagarles a las obreras. Es tal el descaro de los patrones, que incluso la fábrica del lado funciona con la misma electricidad, los mismos compresores y las mismas oficinas administrativas que la fábrica en liquidación, pero ellos niegan que sea del mismo dueño.
Huelga Itagui (4)
La fábrica se encuentra parada totalmente y bajo control de las obreras. 
Huelga Itagui (5)
Las obreras lograron impedir que los patrones se llevaran todos los objetos de valor de la fábrica. 

Las compañeras obreras han aprendido bastante sobre la lucha de clases que existe entre los obreros y lo patrones. En sus propias palabras:

“Todos estos años trabajamos muy obedientes, si nos necesitaban un domingo veníamos, si necesitaban que nos quedáramos más tiempo nos quedábamos, siempre que nos necesitaban cumplíamos. Ahora pienso que uno no debe ser tan bobo con el patrón. Algunas compañeras nos dicen que no podemos ser desagradecidas, que gracias a esta fábrica tenemos casa propia y criamos nuestros hijos, pero yo no recuerdo que ellos me hayan dicho “tome $100 mil para la cuota de la casa”, no, nunca nos regalaron nada, la casa que tengo la pagué con horas extra, trabajando los domingos, con esfuerzo, ellos nunca nos han regalado nada. […] Yo nunca prestaba atención a cosas sindicales, pero nunca me imaginé que hubiera personas con tanta solidaridad […] cuando todo esto termine yo quiero seguir participando de las reuniones, y yendo a los mítines, y apoyando a otras luchas. […] Yo llego a las 5:30am, y son las 9pm y no me quiero ir, porque aquí pasamos muy bueno, en cambio cuando trabajábamos sonaba el timbre y uno se quería ir ahí mismo […] se siente una gran satisfacción ver cómo el patrón nos ruega que le dejemos entrar, y tener el poder de decirle que no […] hemos pasado mejor estos 15 días que los 25 años de trabajo”.

Las compañeras obreras se mantienen firmes en su decisión de tomarse la empresa y luchar por sus derechos. Aunque son pocas, 12 aproximadamente, su ánimo es alto y su combatividad también. Cuentan con apoyo de otros sindicatos y organizaciones estudiantiles que han expresado su solidaridad de diferentes formas. Seguiremos informando cualquier novedad de esta justa lucha obrera.

Huelga Itagui (6)

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s